BIENVENIDA

"NO SE DEBEN PRONUNCIAR LAS PALABRAS CUANDO ÉSTAS NO SON MEJORES QUE EL SILENCIO"

martes, 31 de agosto de 2010

CONFORMISMO


"Estaba furioso de no tener zapatos; entonces encontré un hombre que no tenía pies, y me sentí contento de mí mismo"

lunes, 30 de agosto de 2010

domingo, 29 de agosto de 2010

DE LA MUERTE


"Todos los cementerios del mundo están llenos de gentes que se consideraban imprescindibles"

sábado, 28 de agosto de 2010

viernes, 27 de agosto de 2010

HEROISMO

"El amor todo lo transforma, hasta el cobarde puede convertirse en valiente... incluso héroe".

jueves, 26 de agosto de 2010

miércoles, 25 de agosto de 2010

martes, 24 de agosto de 2010

EL DESORDEN

"El desorden almuerza con la abundancia, come con la pobreza, cena con la miseria y va a acostarse con la muerte"

lunes, 23 de agosto de 2010

SEMEJANZAS

"El amor es semejante a un árbol: se inclina por su propio peso, arraiga profundamente en todo nuestro ser y a veces sigue reverdeciendo en las ruinas de nuestro corazón".

domingo, 22 de agosto de 2010

sábado, 21 de agosto de 2010

LA MORAL

Algunos "moralistas" son como los indicadores de las carreteras: señalan una dirección, pero ellos no se mueven.

viernes, 20 de agosto de 2010

jueves, 19 de agosto de 2010

miércoles, 18 de agosto de 2010

MAESTRO


"El mejor maestro  es el que, enseñando poco, despierta en el alumno una gran voluntad de aprender"

martes, 17 de agosto de 2010

LA TONTERÍA


"La tontería es infinitamente más fascinante que la inteligencia. La inteligencia tiene sus límites, la tontería no"


lunes, 16 de agosto de 2010

VIVIR BIEN

"Para vivir bien son necesarias cinco cosas: un vasito de ciencia, una botella de sabiduría, un barril de prudencia, una cuba de conciencia y un mar de paciencia".

sábado, 14 de agosto de 2010

DINERO

Todos se preguntaban qué habría visto Irene, ella tan guapa y estilizada en aquel hombre que era feo, gordo, desagradable y además olía mal; estaba podrido de dinero.

viernes, 13 de agosto de 2010

jueves, 12 de agosto de 2010

miércoles, 11 de agosto de 2010

martes, 10 de agosto de 2010

EL CRIMEN


"El crimen perfecto no es aquel que no se resuelve, sino el que se resuelve con un falso culpable"

lunes, 9 de agosto de 2010

VIVIR


"Vivir no es sólo existir, sino existir y crear, saber gozar y sufrir y no dormir ni soñar. Descansar, es empezar a morir".

sábado, 7 de agosto de 2010

EL BAÑO


Todos corrieron al agua para refrescarse del sofocante calor que hacía, hasta incluso Marta que padecía hidrofobía y se tiraba todo el invierno encerrada en casa, tuvo mala suerte: se ahogó.

COSAS DEL AMOR

"Aprendemos a amar no cuando encontramos a la persona perfecta, sino cuando llegamos a ver de manera perfecta a una persona imperfecta."

viernes, 6 de agosto de 2010

ENOLA GAY


Un 6 de agosto de 1945, despega de una isla del Pacífico un B-19 de las Fuerzas Aereas Norteamericanas, llevando en su vientre una bomba atómica cuyo nombre era "Little Boy", dicho avión se dirige hacia la ciudad japonesa de Hiroshima y sobre las 08:15 horas el piloto un coronel estadounidense llamado Paul Tibbets, acciona el mecanismo macabro por el cual 140.000 personas pierden la vida en ese primer lanzamiento atómico sobre una ciudad. Después de más de 60 años transcurridos desde estos acontecimientos quizá todavía no hemos aprendido la lección y seguimos con la tozudez de construir bombas atómicas, pues bien sigamos adelante, quizá para cuando nos queramos dar cuenta de la locura nuclear armamentística sea ya demasiado tarde.

jueves, 5 de agosto de 2010

PELIGRO


"Dos cosas  hay igualmente peligrosas: un buen cuchillo en manos de un loco y una idea acertada en la cabeza de un necio".

miércoles, 4 de agosto de 2010

EL EROTISMO

El erotismo es la pornografía vestida de Chirstian Dior. Se puede decir que el erotismo es cuando lo hacen los ricos y la pornografía cuando lo hacen los pobres.

lunes, 2 de agosto de 2010

EL EMBARGO



                                                Señol jues, pasi usté más alanti
                                                y que entrin tos esos,
                                                no le dé a usté ansia
                                                no le dé a usté mieo...

                                                Si venís antiayel a afligila
                                                sos tumbo a la puerta. ¡Pero ya s'ha muerto!
                                                ¡Embargal, embargal los avíos,
                                                que aquí no hay dinero:
                                                lo he gastao en comías pa ella
                                                y en boticas que no le sirvieron;
                                                y eso que me quea,
                                                porque no me dio tiempo a vendello,
                                                ya me está sobrando,
                                                ya me está gediendo!

                                               Embargal esi sacho de pico,
                                               y esas jocis clavás en el techo,
                                               y esa segureja
                                               y ese cacho e liendro...

                                               ¡Jerramientas, que no quedi una!
                                               ¿Ya pa qué las quiero?
                                               Si tuviá que ganalo pa ella,
                                               ¡cualisquiá me quitaba a mí eso!
                                              Pero ya no quio vel esi sacho,
                                              ni esas jocis clavás en el techo,
                                              ni esa segureja
                                              ni ese cacho e liendro...

                                             ¡Pero a vel, señol jues: cuidaíto
                                             si alguno de ésos
                                             es osao de tocali a esa cama
                                             ondi ella s'ha muerto:
                                             la camita ondi yo la he querío
                                            cuando dambos estábamos güenos;
                                            la camita ondi yo la he cuidiau,
                                            la camita ondi estuvo su cuerpo
                                            cuatro mesis vivo
                                            y una nochi muerto!

                                           ¡Señol jues: que nenguno sea osao
                                           de tocali a esa cama ni un pelo,
                                           porque aquí lo jinco
                                           delanti usté mesmo!

                                          Lleváisoslo todu,
                                          todu, menus eso,
                                          que esas mantas tienin
                                          suol de su cuerpo...
                                          ¡y me güelin, me güelin a ella
                                          ca ves que las güelo!...
Gabriel y Galán

domingo, 1 de agosto de 2010